Momentos Perfectos

Imaginemos que estamos por un instante en la playa, tenemos comida, refugio y la comodidad suficiente para estar tranquilos y relajados, sin embargo, de un instante a otro, pasamos del cielo al infierno pasando por nuestra cabeza pensamientos tales como ¿Qué hace falta en este momento?, ¿La compañía de una persona especial?, ¿Algún otro tipo de comida?, ¿Qué pensamiento se nos pasa por la mente para dañar este momento tan especial?

Sin embargo porqué no nos preguntamos ¿Se volverá a repetir este momento?

Aprovechemos el momento que tenemos, veamos cada segundo como un regalo de Dios y no como una condena de lo que podría ser o fue, lo que tenemos y lo que no, seamos felices, aprovechando cada momento único y especial, simplemente vivamos, apartando los sentimientos que puedan afectar este instante, siempre teniendo en cuenta que Dios siempre está con nosotros.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.