El Poder de Nuestro Estado: Hablando acerca de la Programación Neurolingüística

Desde hace algún tiempo, la mente en objeto de estudio, impresionando, no solo a los estudiosos del tema, sino también a la sociedad, tanto así que se crea la muy reconocida Programación Neurolingüística, o como se le conoce comúnmente como la P.N.L., la cual es:

La programación que se le da al cerebro, a través de pensamientos y experiencias pasadas (vivencias, traumas, etc.), las cuales van a ser un factor determinante en nuestro presente.

Influyendo notoriamente en el estado en que se encuentre la persona, tanto en sus sentimientos así como en lo físico, y por lo tanto, va a afectar de manera notable las acciones del individuo, perturbándole o ayudándole al logro de sus objetivos.

La Programación Neurolingüística nos lleva a darnos cuenta que nuestra actividad cerebral influye en los logros de nuestras metas, ya que en él, día a día, almacenamos información variada, la cual va a afectar en las decisiones que tomemos, la actitud, postura, entre otros, debido a que, inconcientemente, el ser humano se expresa, habla, siente y actúa siguiendo ciertos parámetros dictados por el cerebro, es por ello que la manera que tratemos a los demás y como les expresamos nuestros sentimientos va a depender de nuestro estado de ánimo, lo cual nos ayudará o impedirá el logro de nuestras metas.

Es por ello que algunos días tenemos buena suerte, ya que percibimos al mundo de manera positiva y con ganas de luchar por lo que deseamos, en cambio hay días en los que simplemente andamos frustrados, deprimidos, “sin ganas”, días en los cuales, a pesar de que se luche incansablemente, no conseguimos lo que esperamos, este estado se debe a que no sabemos como controlar nuestros pensamientos, no nos damos cuenta de que las condiciones están dadas para lograr esa meta que percibimos difícil, la cual solo se logra si cambiamos nuestra manera de pensar y nos damos cuenta que somos capaces de hacer eso y mucho más, es decir, todo dependerá de la manera en que percibamos la realidad, y esta percepción dependerá de la Programación que tengamos en nuestro cerebro.

Por ejemplo, si a un niño le pega su padre, este niño cuando sea grande tiene dos alternativas a seguir, la primera es la de superar esta situación a un lado, su frustración y su pasado atrás, para así continuar con su vida; o, por lo contrario, permitir que esta frustración y sentimientos de rabia, dolor y rencor influyan en los logros de sus metas, sin darse cuenta de la gran capacidad que tiene como persona de adquirir de manera rápida sus metas.

Así, todos tenemos una manera distinta de pensar y, por lo tanto, un punto de vista completamente distinto al de otras personas,  todos tenemos una opinión distinta de cada cosa, por ello el dicho

Cada persona es un mundo

Cada persona ve las situaciones de su vida de acuerdo a la información que tenga en su cerebro o en el mundo que internamente va creando de acuerdo a sus creencias; ante esto lo mejor es no cegarnos a pensar sólo lo que nosotros creemos y, por el contrario, aprender de lo que los demás también nos dicen, para así no crear barreras en nuestra realidad.

Un ejemplo de esta condición es la política, unos dicen que unos son buenos, mientras que los otros dicen que estos son malos,

¿Alguien sabe quien es bueno o malo?

Todavía no se sabe, esa realidad nosotros no la conocemos, pero lo que tenemos que hacer es abrir nuestra mente y ver que piensan tanto los que dicen que son buenos y malos, para así sacar nuestras conclusiones y determinar si alguno esta errado.

Otra muestra es la película La Vida es Bella, la cual es un drama que se desarrolla en la Segunda Guerra Mundial, en donde el padre le dice a su pequeño niño que están dentro de un fantástico juego, que día a día él tiene trabajar para así conseguir puntos y ganar un tanque de guerra verdadero que será solo para él, cuando en la realidad de los demás, el niño y su padre eran prisioneros de guerra de los alemanes, y el niño en su mundo era feliz con su juego, veía que él tenía que luchar por su tanque, y no llorar como otros niños que si sentían que estaban en la guerra y temían a los soldados, a los maltratos y a la muerte.

En resument, toda nuestra realidad depende de lo que pensamos, lo cual influrá directamente en nuestro estado físico y psicológico, es por ello que no hace falta ir a un especialista para resolver nuestros problemas,

Los verdaderos especialistas en resolver las dificultades de nuestra vida somos nosotros mismos

Nos conocemos, sabemos y vivimos nuestro pasado y, por lo tanto, somos capaces de conocer mas rápido que sucede en nuestro interior, lo único que tenemos que hacer es conocernos internamente, para generar realidades positivas que nos faciliten el logro de nuestros objetivos, ya que así es la única manera que podemos superarnos como personas.

Leave a Reply