Claves para emprender exitosamente

El emprender es un camino muy bonito que me ha llevado a crecer internamente y a aprender cada día más, a salir más de una vez de mi zona de confort y a comprender que un fracaso no es un fracaso si no una oportunidad para fortalecerme.

Además, el emprendedor tiene algo muy especial y es el valor humano que transmite en todo lo que hace, lo que es y lo que propone, teniendo una responsabilidad social innata, ofreciendo un producto cuyo resultado es impecable y con una visión que, sabiendo aprovecharla, se le abrirán las puertas a grandes oportunidades.

Así, nacen mis claves para emprender basándome en esos puntos que me ayudaron a impulsar mis emprendimientos, algunas nacen por experiencias, otras han sido consejos que llegaron a mí cuando así lo deseaba. No queda de otra que: comenzar el viaje.

Clave 1: ¿Tienes una idea? Constrúyela

¿Tienes una idea y te gustaría desarrollarla como emprendimiento?
Constrúyela, ¿cómo lo haces?
La mejor manera de desarrollar una idea es construyéndola y dándole forma, así, algunos pasos para desarrollarla son:

1. ¿Cuál es tu idea?

Escribe tu idea como te salga hacerlo, define todo lo que quieras exponer de ella.

2. ¿Te apasiona?

Hay ideas que llegan a nuestra mente, sin embargo, muchas veces no nos apasionan mucho que digamos, haciendo que comencemos a actuar por actuar, por tener un compromiso con la idea que lo que realmente queremos.
A veces solo vemos la punta del iceberg y con sólo esto no nos emocionamos tanto como si lo viéramos completo, así, si no te apasiona esta idea suéltala y deja que surja otra, pero si esta idea te apasiona enormemente, ¡Llévala a cabo!

3. ¿Con qué oración transformarías esta idea en un objetivo?

¿Cómo expondrías tu idea para presentársela a alguien? ¿Qué deseas desarrollar?
Es importante que sea sólo un objetivo, esto te permitirá enfocarte en tu emprendimiento.

4. ¿Es posible desarrollar este objetivo?

Pregúntate: ¿Qué posibilidades tienes actualmente para hacerlo? ¿Qué recursos tienes al alcance de tus manos?
Estudia la factibilidad de este nuevo objetivo que tienes, evalúa del uno al diez que tan realizable es su consecución. ¿Es posible? ¿Si?

5. Coméntala con una persona que sepas que va a aportar

Cuéntale a una persona de tu entorno la idea que tienes, que sea confiable para ti y, de ser posible, que sea especialista en el área hacia donde se dirige tu objetivo, esto hará que tu emprendimiento se nutra y se afiance.

6. ¿Qué pasos tienes que seguir para cumplir tu objetivo?

¿Qué requieres hacer para cumplirlo? Anótalo debajo de tu objetivo y luego colócale fecha de ejecución.

 

Clave 2: Aprende a organizar

La organización es vital en un emprendimiento, organizar todo, desde tus ideas, lo que está pendiente por hacer, tu escritorio de trabajo, la mercancía o material que utilices para trabajar, todo es importante tenerlo en orden ¿Porqué? Por cuatro simples pero grandes y super poderosas razones:

1. Te ayuda a facilitar el trabajo

Organizar te ayuda a facilitar el trabajo pues tienes todo a la mano, así, para la mente todo se vuelve más sencillo cuando requieres algo de tu entorno.

2. El agendar actividades se vuelve más sencillo

Agendar es un resultado de saber organizar, así el agendado de las actividades se vuelve más sencillo, pues encajamos fácilmente las actividades por realizar.

3. Es vital para crecer

Si quieres que tu emprendimiento crezca y se convierta en algo grande es importante que te organices, pues así, mientras ocurre todo este crecimiento, lo que se va agregando va agarrando forma rápidamente y encajando, haciendo menos probable que se te salga de las manos.

4. Es la imagen que proyectas

Muchas veces tendrás clientes o usuarios que te querrán conocer, por lo que algún tipo de visita del usuario en muchas ocasiones será imprescindible y la organización es un factor que se nota, así, si buscas algún inversor, es vital que tengan confianza en ti y una de las maneras es teniendo un entorno organizado pero sobretodo siéndolo.

Clave 3: Apuesta a lo que haces

¿Te gusta lo que haces?

¿Sabes que aporta valor a otros lo que ofreces?

Entonces, ¿Para qué dudar de lo que haces?

Cuando emprendes, es común que lleguen personas que dudan de lo que haces y de su éxito, haciendo que pasen a nuestra mente dudas e incertidumbres que pueden detener una genial idea, sin embargo, si te apasiona tu emprendimiento y sabes que trae un gran beneficio para el mundo, ¿para qué dudar?

Una frase de Paulo Coelho dice: “El Mundo está en las manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños”, quizás un emprendedor sea un soñador, así, con esta clave te digo: si sabes que tu emprendimiento es posible, contribuye a un mundo mejor y te apasiona ten el coraje, la confianza, la fe de que lo que tu emprendimiento, así, si dudas lo detendrás, si avanzas con fe en lo que ofreces te dará grandes frutos.

Clave 4: Colócate un horario

Esta clave surge en un momento en el que me hice consciente de que llevaba semanas trabajando en mi emprendimiento de domingo a domingo y no había tomado un tiempo para mí.

¿Es bueno o malo hacerlo? No sabría responder a ciencia cierta si lo es, lo que si aprendí es que es importante dedicar un tiempo para mí, para descansar, relajarme, un tiempo de distraccción en el que le permita a mi mente descansar, por lo que encontré como solución ideal colocarme un horario, para así tener tiempo para mí.

¿Qué sucede? Como nuestro emprendimiento es algo que nos gusta y nos apasiona, queremos dedicarle el 100% del tiempo, sin embargo, llega un momento en el que nos cansamos física y mentalmente de tanto trabajo, es por ello que colocarse un horario se hace vital a la hora de estar en un emprendimiento.

Colócate un horario, lleva una agenda de tu día a día en la que abras espacio tanto para tu emprendimiento, para ti, para tus formaciones, incluso para tu mascota, entre otros aspectos de importancia para tí.

Clave 5. Descubre tus fortalezas, talentos y dones

Considero que las fortalezas, los talentos y dones son un valioso tesoro que todos tenemos y que, cuando los hemos hecho conscientes, nos ayudan a obtener grandes cosas, pero, ¿cómo descubrirlas?

Pregúntate: ¿Qué fortalezas tengo? Luego, haz una lista de ellas.
¿Qué talentos tengo? Haz una lista de ellos.
¿Qué dones tengo o cual es mi don? Escríbelo.

Hazlo por una semana, relee la lista y si consideras que hay algo nuevo que descubriste en tí como fortaleza, don o talento agrégalo, luego pregúntate:

¿Qué fortalezas, dones y talento tengo que me ayudaría en mi emprendimiento?
¿Cómo puedo hacer para expandirlo?

Esto te permitirá empoderarte en tu emprendimiento.

Clave 6. Atrévete a salir de la zona de confort

Quedarse en lo mismo puede ser perjudicial para nuestro emprendimiento, si nuestra mente se queda en su zona de confort simplemente no ayudamos a que crezca, al contrario, podría hacer que se estanque y quede allí, es por ello que te invito a salir de la zona de confort, a hacer algo diferente cada día y proponerte a transformar hábitos.
Pregúntate: ¿Qué acción harás hoy diferente que te haga crecer tanto a tí como a tu emprendimiento?
Hazlo. Verás como sales de tu zona de confort y como avanzas tu y tu emprendimiento.

Clave 7. Aprende a aprender de los errores

¿Te equivocaste? Aprende de ello.
¿Salió mal? Aprende de ello.
¿Se dañó? Aprende de ello.
Nadie ha obtenido éxito sin equivocarse, de todo lo que ocurre se aprende, así, ¿Qué camino tomarás cuando algo no salga como más lo esperabas?
¿Deseas avanzar?
Adelante, aprende de ello, haz los ajustes que requieras hacer y continúa avanzando.

 

¿Tienes alguna duda?

Déjanosla en un comentario.

Leave a Reply