Aguinaldos

San José y la Virgen
vienen del calvario,
junto con el niño,
rezando un rosario.

Después se dirigen
camino al Gevito
y traen en sus brazos
al Niño bendito.

Allá los esperan
en barrio Belisa
para darle al Niño
su mejor sonrisa.

Prosiguen la ruta
hacia Barbanera,
San José y la Virgen,
su fiel compañera.

Hacen una pausa
allá en el Cercado
y todos bendicen
al Niño Sagrado.

Cantos de alabanza
se oyen en Barrera
al llegar el Niño
que es luz verdadera.

Cansados conducen
su marcha al Molino,
los dirige el Niño
que es un ser Divino.

Felices reciben
al huesped de honor
y todos exclaman:
¡Gloria al Salvador!

Allá viene el Niño
ya viene llegando
San José y la Virgen
lo viene cargando.

¡Oh Virgen bendita,
brindame tu luz!
Si tu no lo puedes
dile al buen Jesús.

LUIS LORETO GIL ALVARADO

Barquisimeto, 24 de Noviembre de 1984

Leave a Reply